El esposo tacaño y el triunfo de la camarera

Javier es un hombre rico. También es muy tacaño.

Javier es un hombre rico. También es muy tacaño.

En Centroamérica viven un hombre y una mujer. El hombre se llama Javier y la mujer se llama Guadalupe. Son esposos y viven juntos[1] en Panamá. Son jóvenes. Javier tiene treinta y dos años y Guadalupe tiene veinticinco. Como muchas parejas[2] jóvenes, tienen problemas. Por ejemplo, Javier es un hombre muy feo. Su esposa, en cambio[3], es muy bonita. Es una situación triste, porque los esposos no están enamorados. Solo son esposos porque Guadalupe quiere el dinero de Javier, que es un hombre muy rico. Eso es un problema también porque Javier es un hombre muy tacaño.

El veintitrés de noviembre es su aniversario. Están celebrando su segundo aniversario. Javier y Guadalupe van a un restaurante elegante. Manejan un coche Lamborghini al restaurante. En el restaurante, la camarera viene a la mesa. A la camarera no le gusta su trabajo. Es una camarera muy grosera[4]. Les dice:

—Hola, ¿qué quieren?

—Yo quiero la langosta[5] —dice Guadalupe. 

—La langosta cuesta cien dólares, señora —dice la camarera—. ¿Quién va a pagar?

—Es nuestro aniversario —responde Guadalupe—. Mi esposo va a pagar.

Javier está enojado. No quiere pagar porque es un hombre tacaño y la langosta cuesta mucho dinero. Javier mira a Guadalupe y le dice:

—Mi amor, yo no voy a pagar.

—¡No seas[6] tacaño! —dice Guadalupe, muy enojada—. Pues, yo no voy a pagar tampoco.

La camarera no quiere escuchar la discusión desagradable[7] de Javier y Guadalupe. Decide renunciar a[8] su trabajo.

—No me pagan lo suficiente —dice la camarera, muy enojada—. ¡Renuncio a este trabajo desagradable! ¡Adiós!

[1]juntos together
[2]parejas couples
[3]en cambio however, whereas
[4]grosera rude
[5]langosta lobster
[6]no seas don’t be (seas is a “tú form” of ser)
[7]discusión desagradable unpleasant argument
[8]renunciar a renounce, to quit