spanish stories

Super Simple Spanish Story, Part 1

Martín, atleta (51 palabras)

Essential vocabulary words

hay - there is, there are

ser - to be (es - he/she is) 

estar – to be (está - he/she is)

el hombre - the man

alto/alta - tall

Martín está en el estadio.

Martín está en el estadio.

Hay un hombre. El hombre es Martín. Él es un hombre alto. Es un hombre atlético. Él está contento. ¿Por qué está contento? Está contento porque es alto y atlético. ¿Dónde está Martín? Él está en el estadio. ¿Por qué está en el estadio? Está en el estadio porque es atleta.

¡¿Tienes cuántos hijos?!

¿Cuántas personas hay en tu familia?

¿Cuántas personas hay en tu familia?

Laura es una mujer bonita. Ella está contenta con su vida[1], pero quiere un esposo. Ella va a Cartagena Colombia. Entra en una discoteca[2] y habla con el primer hombre que ve. Le dice al hombre:

  —Hola, yo soy Laura. No tengo un esposo, pero quiero uno. ¿Quieres ser mi esposo?

  —Sí —dice el hombre—, yo no tengo una esposa. Yo quiero una esposa bonita y tú eres muy bonita.

Ahora ellos están casados[3] y tienen quince hijos.

Contesta las siguientes preguntas en español usando frases completas.

  1. ¿Qué quiere Laura?

  2. ¿Adónde va Laura cuando llega[4] a Cartagena?

  3. ¿Quieres tú un esposo/a en el futuro?

  4. ¿Quieres tú hijos/as en el futuro? ¿Cuántos hijos/as quieres?

[1] vida… life
[2] discoteca… discotheque (a night club for dancing to live or recorded music).
[3] casados… married
[4] llega… she arrives

El Scrooge McDuck de hermanastros

El rico tío Scrooge tiene la fama de ser muy tacaño.

El rico tío Scrooge tiene la fama de ser muy tacaño.

Beto y Ramón son hermanastros[1] y viven en Sacramento, California. Ellos son totalmente diferentes. Beto es alto, pero Ramón es bajo. A Beto le gusta juga al fútbol en el parque, pero a Ramón le gusta jugar a los videojuegos. Lo más notable[2] es que Beto es muy generoso. En cambio[3], Ramón es un muchacho tacaño[4].

El 3 de septiembre Beto y Ramón están en su casa. Beto come una zanahoria[5] y Ramón juega al Xbox. Entonces Beto le dice a su hermanastro:

—Oye, Ramón, yo quiero ir de viaje[6].

—¿Adónde quieres ir? —le pregunta Ramón.

—No me importa —responde Beto—, pero prefiero ir a un lugar[7] tropical.

—Vamos a Rio de Janeiro —dice Ramón—. ¿Cuánto cuesta viajar a Brasil?

—Cuesta un ojo de la cara[8] —replica su hermanastro—, pero me gusta mucho la idea de ir a Brasil. ¿Quieres venir conmigo? Te invito[9].

—¡Por supuesto! —dice Ramón—. Pero sabe[10] una cosa… yo no voy a pagar.

Y no estaba sorprendido nadie[11].

Preguntas. Lee las siguientes preguntas y piensa en una respuesta. Luego, escribe tus respuestas en una hoja de papel. Si puedes, trata de escribir usando frases completas.

1.     Piensa en el contexto de la historia. ¿Cuál de los hermanastros es más atlético? ¿Por qué?

2.     ¿Adónde quiere ir Beto? ¿Adónde quiere ir Ramón?

3.     ¿Cuánto pagarías[12] para ir a Brasil? (Yo pagaría… )

[1] hermanastros… step brothers
[2] lo más notable… the most notable
[3] en cambio… on the other hand
[4] tacaño… stingy
[5] zanahoria… carrot
[6] ir de viaje… go on a trip
[7] lugar… place
[8] un ojo de la cara… an arm and a leg (lit. an eye of the face)
[9] te invito… I invite you (this implies that you are going to pay for the person you invited)
[10] sabe… know (a command for from the verb saber)
[11] Y no estaba sorprendido nadie… And nobody was surprised
[12] pagarías… would you pay (a form of pagar)

Spanish Novel Fragment

This reading is designed to help you learn Spanish fast. The more you read in Spanish, the more your brain makes connections and the better your chances get for actually acquiring the language. It helps to read at your reading level, where you understand about 95 percent of a text fluently, without having to look up a bunch of words. Check out Read to Speak Spanish Videos to learn some essential vocabulary.


México, DF

México, DF


Pronto Menso se da cuenta de que este caso podría ser el más importante de su carrera. Pero también sabe que El guepardo es un criminal bastante peligroso y por eso Menso está muy nervioso. El detective quiere impresionar a la muchacha y no quiere mostrarle su miedo. Así que trata de ponerse una expresión muy pensativa. Desafortunadamente, la cara de Menso no le hace parecer pensativo. Más bien la mueca que hace señala que él necesita usar el baño. 
    Rita ve el rostro casi adolorido de Menso y le pregunta:
    —¿Estás bien, detective Morales?
    —Sí, estoy perfectamente —contesta Menso un poco confundido. 
    —Me alegro… —dice Rita. —Ahora, ¿qué debemos hacer con respecto a mi padre? 
    —El guepardo… es un criminal muy peligroso, señorita. —murmura Menso. —Creo que voy a necesitar la ayuda de alguien más.
    —¿La ayuda de alguien más? ¿De quién?
    —Conozco a un ex investigador privado muy astuto. Es un buen amigo mío… Verás que no es tan astuto como yo… pero todavía pienso que nos podría ser muy útil… 
    —Si piensas que él puede ayudarnos a encontrar a mi padre estoy de acuerdo, detective. 
    La señorita Esmeraldas saca una hoja de papel de su cartera pequeña. Escribe algo rápidamente y se la da al detective.
    —¿Qué es esto? —pregunta Menso.    
    —Es la dirección de mi departamento y el número de mi celular personal —dice Rita. 
    —Muy bien. 
El detective casi no puede respirar. No puede creer que una señorita tan bonita le haya dado el número de su celular personal… Pero Menso se compone rápidamente y sigue hablando:
    —Voy a llamar a mi amigo y nosotros tres podemos reunirnos allí dentro de una hora.
    —Me parece excelente, detective —responde Rita. —La única cosa es que no quiero regresar a mi departamento sola. Me da mucho miedo…
    —Te entiendo bien, señorita. De hecho, recomiendo que no vuelvas a tu departamento sola… El guepardo es un ladrón muy astuto y no quiero correr el riesgo de poner to vida en peligro. ¿Conoces a alguien que pueda ir contigo?
    —Pues, sí —contesta Rita.  
    —¿Quién? —pregunta Menso.
    —Mi hermano acaba de llegar al DF desde los Estados Unidos. Se está quedando en el Hotel Horchata, lo que está cerca del Zócalo. Voy a recogerlo ahora mismo. ¿Nos vemos en el departamento a las seis de la tarde?
    —Perfecto —replica Menso. —Ahora, permíteme señorita Esmeraldas, tengo que llamar a mi amigo. Buenas tardes.
    —Buenas tardes, detective. Muchísimas gracias de nuevo.
    —Por nada, señorita. ¡Cuenta conmigo!
Menso saca su celular del bolsillo y empieza a marcar el número de su amigo. Mientras marca el detective se da cuenta de que tiene la boca bastante seca. El detective Morales piensa:
«¡Uy! De repente tengo muchísima sed y… Tengo ganas de tomar una rica horchata… Pues ni modo… No hay tiempo… Ahora me toca encontrar al padre de Rita. Seguro que si lo hago ella se enamorará de mí».