A caballo regalado no se le mire el diente

IMG_2591.PNG

Hoy es lunes. Es el cumpleaños de Carlos. Él está emocionado porque sabe que sus padres le tienen un sorpresa.

  —Quiero abrir mis regalos —dice Carlos a sus papás.

  —Bueno, me parece bien[1] —dice su mamá—, pero tenemos que ir afuera[2].

Así que los tres salen de la casa. Una vez afuera, el papá de Carlos le da una cajita blanca.

  —¿Qué es esto? —le pregunta Carlos.

  —Ábrelo —responde su papá.

Entonces Carlos toma el regalo y lo abre rápidamente. Dentro de la caja hay una llave[3] con el logotipo de Ford. El joven no sabe reaccionar. En ese momento mira hacia la entrada para el auto y ve un Mustang nuevecito.

  —¿Un Mustang? —dice el chico, indignado—. ¡Ustedes saben que yo quería[4] un Mercedes!

Su papá está enojado, pero ve una oportunidad de enseñarle[5] una lección importante a su hijo. Le responde:

  —Hijo querido, a caballo regalado, no se le mire el diente.

[1] me parece bien… sounds good to me
[2] afuera… outside
[3] llave… key
[4] quería… wanted
[5] enseñarle… to teach him