La magia de estar perdido

Es muy fácil perderse en la jungla de cemento.

Es muy fácil perderse en la jungla de cemento.

Mario, un hombre bajo y un poco gordo, miraba[1] a su alrededor[2]. Estaba perdido de nuevo[3]. «¡Híjole![4] Me perdí de nuevo. ¿Por qué siempre me pasa esto?», pensó Mario. El hombre corpulento sacó un mapa de la ciudad de su mochila. «No sé cómo leer esto. Estoy totalmente perdido…», pensó. Mario ni sabía dónde estaba ni[5] cómo llegar a su hotel. Tenía miedo, pero decidió seguir caminando. Después de caminar por la ciudad por una hora, el hombre entró en un callejón oscuro[6].

De repente, una figura gigantesca y oscura apareció en la salida del callejón. Era un hombre tan grande como un hipopótamo. Ahora Mario tenía mucho miedo. Tenía ganas de orinarse, pero se aguantó[7]. Justo entonces la cara del gigante se iluminó[8]. Era Hagrid y tenía una carta en la mano y estaba allí para entregársela a Mario.
—Eres mago, Mario —le dijo Hagrid.

Preguntas. Lee las siguientes preguntas y piensa en una respuesta. Luego, escribe tus respuestas en una hoja de papel.

  1. ¿Sabe Mario navegar una ciudad nueva? ¿Cómo lo[9] sabes tú?

  2. ¿Quién entra en el callejón después de Mario? Descríbe a esa persona.

  3. ¿Quisieras ser mago? ¿Por qué? o ¿por qué no? (Spanish 3 Students: ¿Qué harías tú si fueras mago?)

[1] miraba… was looking for
[2] a su alrededor… around him
[3] de nuevo… again
[4] ¡Híjole!... Shoot!
[5] ni… ni… neither, nor
[6] oscuro… dark
[7] se aguantó… he hung in there
[8] se iluminó… lit up
[9] lo… if Mario can or can’t navigate the city