Abuelita

lady-709955_1920.jpg

Abuelita, mamá de mi papá, te quiero.
Cuando era niño me cuidabas.
Tu casa era mi casa, el olor de mi infancia.
Me encantaban tus chistes y tus juegos de palabras.

En tu vejez yo te visitaba.
Me contabas historias de la Guerra,
de mi papá
y de mis tíos.

Conociste a mi hijo,
por lo que estoy eternamente agradecido.
Todavía puedo ver tu sonrisa
y oír la ternura de tu voz.

Te amo, mi abuelita. Te extrañaré.