Wálter Blanco y el refresco

Alejandro está en el desierto de Nuevo México. Tiene sed porque hace calor. Alejandro exclama:

—¡Ay! ¡Hace mucho calor! ¡Tengo sed! Quiero beber una soda... ¡Quiero beber un Dr. Pepper! Pero estoy en el desierto... ¿Quién va a traerme un Dr. Pepper?

Alejandro piensa por unos momentos. Alejandro saca su teléfono y llama al único amigo que tiene en Nuevo México: Wálter Blanco.

—¿Aló? —dice Wálter.

—Hola, Wálter. Soy Alejandro.

—¿Qué quieres? —pregunta Wálter, que está muy enojado.

—Estoy en el desierto, mi amigo. ¡Tengo mucha sed! ¿Puedes traerme un Dr. Pepper?

Wálter no responde. Alejandro está triste. No sabe qué hacer. Él tiene tanta sed que ya no puede caminar.

En ese momento Wálter llega al desierto. Tiene un Dr. Pepper en la mano. Se lo da a Alejandro. Alejandro lo toma y ya no tiene sed. Wálter es un hombre simpático. :)